Más de 3.4 millones de peruanos en situación vulnerable se benefician con una tarifa de agua menor gracias a subsidio focalizado

La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) reveló en el boletín estadístico Sunass en cifras que, a la fecha, 20 de las 50 empresas prestadoras de servicios de Saneamiento (EPS) del país han incorporado en su estructura tarifaria el subsidio cruzado focalizado (SCF), con el fin de proteger a las familias más vulnerables, quienes pagan una tarifa menor, acorde con sus condiciones económicas.

Desde el 2017, en que la Sunass viene implementando la aplicación de esta herramienta en la estructura tarifaria de las EPS, 3,4 millones de usuarios domésticos en situación de pobreza y pobreza extrema han sido beneficiados con una tarifa menor. Esta cifra representa el 19.7% del total de población con unidades de uso domésticas a nivel nacional (ver gráfico), así como el 29%, en promedio, de la población con unidades de uso domésticas dentro de las 20 EPS que aplican el SCF (ver gráfico).

El subsidio cruzado focalizado es una herramienta desarrollada bajo uno de los principios que rigen la regulación tarifaria en el Perú, el de la equidad social, cuyo fin es lograr que los servicios de saneamiento lleguen a un mayor número de personas, haciendo que cada quien pague de acuerdo a su consumo y a su capacidad económica, promoviendo, además, un uso responsable del agua potable.

Así, por ejemplo, en Lima (Sedapal) el 75% de la población con subsidio cruzado focalizado, consume 20 m3 y paga el 51% del costo medio del servicio, es decir paga prácticamente la mitad de lo que cuesta llevar el servicio a sus hogares (captar, tratar y distribuir el agua potable, así como realizar el tratamiento de aguas residuales y disposición de excretas) (Ver gráfico)

En ese sentido, el SCF es un beneficio concreto en la economía de las familias. Por ejemplo, un usuario subsidiado de Arequipa Metropolitana que consume 10m3 al mes, paga S/ 15.8 en lugar de los S/41.8 que pagaría, si cubriera el costo medio (incluyendo IGV y cargo fijo). Es decir, un ahorro de S/ 26 al mes o S/ 312 al año.

Cabe resaltar que, el SCF también está relacionado al consumo responsable del agua potable. Para evitar que el beneficiario haga un uso indiscriminado del recurso, debido a que cuenta con una tarifa menor, el descuento se aplica solo al primer rango de consumo, que varía según cada prestador, entre 8m3 y 20m3.

Para identificar a las familias más vulnerables, la Sunass utiliza los Planos Estratificados del INEI y, complementariamente, la Clasificación Socioeconómica (CSE) del Sistema de Focalización de Hogares (SISFOH) del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social. De esta manera, la EPS establece en su estructura tarifaria, la cantidad de usuarios con subsidio cruzado focalizado y el factor de ajuste que corresponde para tener una tarifa menor al costo medio.

MÁS USUARIOS SUBSIDIADOS

Solo en lo que va del año, se han publicado 3 estudios tarifarios (EPS Emusap S.A, EPS Moyobamba S.A. y Sedapar S.A) que incluyen subsidios cruzados focalizados. Se proyecta que, para finales de 2021, las EPS Sedalib, Grau, Seda Ayacucho y Yauli La Oroya también incorporen este mecanismo en sus estructuras tarifarias, incrementando a 24 el número de EPS con este beneficio para los más vulnerables. De esta manera el impacto del subsidio crecería, llegando a más de 4 millones de personas.

 

Cuéntanos, ¿qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: