LLUVIAS ASEGURAN CAMPAÑA AGRÍCOLA EN EL VALLE CHANCAY – LAMBAYEQUE

Las actuales precipitaciones registradas en el ámbito de la región, han asegurado la continuidad de la campaña agrícola 2020-2021, y es que han permitido un importante almacenamiento de recurso hídrico en el Reservorio Tinajones, así lo reportó el Ing. Víctor Pineda Sampen, Gerente de la Junta de Usuarios del Sector Hidráulico Menor Chancay – Lambayeque.

Ante estos importantes aportes hídricos, se estima que de continuar reportándose precipitaciones en la región durante el presente mes, la capacidad del reservorio Tinajones llegaría a 200 millones de metros cúbicos, cifra que garantiza el abastecimiento del recurso hídrico a los más de 25 mil usuarios del Valle Chancay – Lambayeque.

«El agua está llegando con un caudal alto, por encima del umbral que son 400 metros cúbicos por segundo. Racarrumi oscila entre 400 a 430, mientras que La Puntilla está entre 400 a 450 m3, con aportes de la quebrada Juan Ríos. Esto nos otorga satisfacción, pues se asegura la disponibilidad hídrica, sin embargo, existe una importante palizada que impide la alimentación con mayor constancia al reservorio. Se destina entre 3 a 4 horas en despejar las estructuras y ese tiempo se deja de captar recurso. Con el circulante actual de 70 metros cúbicos por segundo, deberíamos estar reservando entre 6 a 7 millones por día, pero se avanza solo 4. No obstante confiamos que este detalle se dominará y se alcanzará la meta», expresó Pineda Sampen.

El gerente de la Junta de Usuarios del Sector Hidráulico Menor Chancay – Lambayeque añade que la campaña actual de arroz se encuentra atrasada casi un mes justamente por el déficit de recurso hídrico a inicios de diciembre del año anterior, sin embargo, se recuperará aprovechando las condiciones actuales.

«Comisiones como Ferreñafe han solicitado reducir su circulante y entendemos que ya hay atención a los usuarios, pero les pido aprovechen todo lo que se pueda de la abundancia de agua, especialmente los agricultores que sembraron arroz, caña y algodón. Ellos deben priorizar su riego, tan importante este mes», añadió.

De otro lado, respecto a si existen amenazas de desbordes, Pineda Sampen precisa que esto ocurrirá en la parte alta del valle, donde existe agricultura informal, a orilla del río chancay. Explica que los cauces se encuentran altos y soportarán en las zonas bajas, por lo que no existe peligro de inundaciones.

Cuéntanos, ¿qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: