INDEPENDIENTES LUCHAN POR SOBRELLEVAR LA CUARENTENA CON DEUDAS Y SIN ACCESO AL FINANCIAMIENTO

La pandemia golpeó a todos los trabajadores; pero, con mayor énfasis a aquellos informales. Las estrictas restricciones en los primeros meses de la cuarentena hicieron que algunos independientes no percibieran ingresos por cuatro meses y agotaran su capital de trabajo para alimentarse, de acuerdo a un estudio internacional de Wiego, que tomó como base a comerciantes en vías públicas, trabajadoras del hogar, canillitas y recicladores.

“Para junio y julio son muy pocos los que volvieron a trabajar, reportaron un ingreso equivalente a cero soles. Es la situación más dura de las 12 ciudades del estudio, lo que afectó de manera más intensa los ingresos y vulnerabilidad de la población”, comentó Carmen Roca, coordinadora del trabajo de Wiego en Lima.

De hecho, solo el 50 % de la población encuestada contó con alguno de los bonos del Gobierno, el 21 % recibió apoyo en alimentos de sus municipios y el 63 % de los hogares encuestados reportó haber sido afectado por el hambre en el 2020.

En este contexto, estos trabajadores requieren de préstamos accesibles, ya sea para sostenerse o cambiar de giro de negocio; sin embargo, al tratarse de préstamos de baja inversión, no son atractivos para el sistema financiero.

Carolina Trivelli, investigadora principal del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), señaló que ello se debe a que estas personas no tienen un perfil crediticio y le resultará más rentable a la microfinanciera trabajar con un negocio de mayor escala (como una bodega).

“Están en una trampa de pobreza que aun teniendo una oportunidad comercial, conociendo el negocio y con ganas de hacerlo, no pueden salir de ella. Si no los ayudamos, se quedarán sobreendeudados y no podrán reengancharse en una actividad productiva”, explicó.

Cuéntanos, ¿qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: