DIÓCESIS DE CHICLAYO CONFÍA QUE RECAUDARÁ LO NECESARIO PARA ADQUIRIR SEGUNDA PLANTA DE OXÍGENO

El párroco de Lambayeque, José Manuel Zamora Romero, es uno de los involucrados en la campaña solidaria ‘Oxígeno de la Esperanza – Lambayeque’, organizada por la Diócesis de Chiclayo. El sacerdote calificó la adquisición de la primera planta de oxígeno medicinal como una necesidad urgente, para ayudar a los pacientes que padecen del COVID-19.

Cabe recordar, que los donativos de las empresas Corporación Olano (S/ 200 mil) y Grupo Huancaruna (S/ 400 mil), permitieron que esta primera planta se pueda hacer realidad. Por eso, la Diócesis de Chiclayo decidió proseguir con esta labor, con el propósito de adquirir una segunda planta.

“Es reconfortante ver cómo los fieles y las empresas privadas van de la mano, aportando poco a poco su granito de arena en esta campaña. Ahora tenemos como objetivo una segunda planta, la cual servirá para llevar más oxígeno medicinal a quienes más lo necesitan en una situación que es de vida o de muerte”, afirmó y precisó que hasta la fecha ya han podido recaudar más de un millón de soles.

Además, recalcó que la colecta ciudadana, que comenzó el 14 de febrero, durará hasta este domingo, y se mostró confiado en que se podrá recaudar un monto considerable y que permita adquirir la segunda planta de oxígeno medicinal.

El pecado de robar

Por otro lado, el padre Zamora cuestionó la actitud de los políticos durante la pandemia del COVID-19, pues opinó que solo piensan en sus intereses personales.

“Lo esencial es el oxígeno medicinal y no lo tenemos por la desidia y las malas autoridades. Los malos gobernantes lo único que saben es robar y robar. No hay derechos hermanos y hay que unirnos”, expresó.

Cuéntanos, ¿qué opinas?

A %d blogueros les gusta esto: